.

jueves, 27 de mayo de 2010

Una preciosa historia.

En la Universidad, un profesor venía observando que una de sus clases no tenía la motivación suficiente y estaba detectando que la autoestima estaba cada vez más baja, así que un día comenzó su conferencia sosteniendo en su mano un billete de 500 euros mientras se lo enseñaba a todo el alumnado.

En el aula había en ese momento más de cien estudiantes a los que les preguntó:

- "¿Quién de ustedes desearía que le regalara este billete de 500 €?"
De inmediato se levantaron muchas manos, tal como era de prever.

El profesor entonces dijo:
- "Le voy a dar estos 500 € a uno de ustedes, pero primero déjenme hacer esto."
y de inmediato procedió a estrujar el billete, preguntando después:
- "¿Alguien lo quiere todavía?".
Las manos se levantaron nuevamente y en mayor número que antes.

- "Bien," replicó, "¿qué pasa si yo hago esto?"
Lo tiró al suelo y comenzó a pisarlo con su zapato.
Lo levantó del piso, ahora completamente aplastado y sucio.

- "Ahora, quién de ustedes todavía lo quiere?
Otra vez las manos de casi todos los estudiantes se levantaron rápidamente.

- "Bien, pues siganme un momento", dijo mientras salía por la puerta de la clase sin detenerse hasta llegar al exterior del edificio. Esperó a que terminaran de salir sus alumnos y cuando todos de nuevo le habían rodeado, cogió el billete sucio que llevaba aun en su mano y lo tiró a un charco lleno de barro y hojas secas volviendo a pisarlo para que se quedara totalmente inmerso en el lodo.

"¿Alguien de ustedes lo querría todavía?" pregunto a la concurrencia, volviendo a ver como todas las manos se levantaban de nuevo.

"Queridos alumnos, acaban de aprender la lección más importante del todo el curso".
Los alumnos se miraban entre si perplejos sin acabar de entender lo que su viejo profesor quería transmitirles, pero siguió hablando.

"No importa lo que le pasó al billete. Lo he arrugado, tirado al suelo, lo he pisoteado, lo he metido dentro del barro más sucio y aun a pesar de todo ello, ustedes todavía desean tenerlo. ¿Por qué? Sencillo, porque todavía no ha perdido su valor. Todavía vale 500 €."

"Muchas veces en nuestras vidas, somos pisoteados, estrujados, y tirados al barro. La vida y las circunstancias nos hacen pasar por momentos duros y nos sentimos como si fuéramos inservibles, como si no sirviésemos para nada absolutamente.

Sin embargo no importa lo que haya ocurrido o lo que ocurrirá, ustedes nunca perderán su valor, porque lo que ustedes valen no reside en la situación que les rodea ni en las condiciones en que ustedes viven en cada momento, el verdadero valor reside en su interior y eso nunca cambiará. Y nada, por duro o malo que ocurra, podrá modificar el valor interior de cada uno de ustedes, no lo olviden nunca."

"Sucio o limpio, pisoteado, arrugado, o impecablemente planchado, ustedes son lo que hay dentro de cada uno."

El valor de nuestras vidas no se establece por lo que hacemos ni por a quien conocemos sino por los que SOMOS.

Por supuesto esta historia no es mía , me la dedicó una amiga a la que quiero mucho para hacerme entender el valor de creer en uno mismo , aunque pases por circustancias adversas. La verdad es que no se quien la escribió , pero a mi me ha ayudado en muchos momentos y la leo casi todos los días desde hace cuatro años.

Espero que os guste tanto como a mi.
Besos.

10 comentarios:

Eva - Esaga dijo...

Yo me apunto a ser uno de esos billetes de 500e. que pisoteado y estrujado, lleno de suciedad, todavia quieras ser mi amiga.
Besos

mayte_pequenus dijo...

TE QUIERO MUCHO!!!
besets
jajajaja
BESETS

Yolanda dijo...

Porque eres un billete de 500 con un valor infinito...gracias por ser mi amiga!!! Te quiero una barbaridad!!!!! Besos!!

Cicada dijo...

genial!! esta es una de esas historias que me copio para leerla luego a los niños en clase (así que ya va camino de la impresora)

GRACIAS por compartirla con nosotras. La verdad es que a veces las circunstancias nos superan y nos hacen perder el norte, perder nuestro valor y dejarnos llevar por los que no quieren más que hacernos daño... como en la historia hay que aferrarse al valor que cada uno tiene y no dejar que nadie lo enturbie, aunque eso no sea tarea facil...

Ains, días de reflexión, eso siempre es bueno así que, como dice Yoli, de todo esto se puede sacar algo positivo ;)

Te quiero muchísimo Amparo, y esto no se lo digo a todo el mundo! (q pa eso hay que ser "murciana")

MUAKSSSSS!!!!!!

Carolynscrapbook dijo...

Muy bonita historia que nos hace refleccionar mucho sobre nuestras vidas y las personas que nos rodean, eso es lo importante saber lo que valemos y no dejar que nunca nadie nos haga sentir menos, todavia recuerdo cuando te envie el explosion book, del dia de la amistad, mai me dijo q te emociono mucho y eso me hizo sentir muy especial, ya hace de eso como tres anos.

LauraFdz dijo...

Que lindos estos dos post, llegan a mi como agua fresca, muy apropiados para el momento y circunstancias. Gracias por compartirlos.
Se que eres una gran luchadora y una gran mujer. Desde el otro lado en el mundo recibe toda mi admiración y aun mas, mi afecto sincero.
Besos.

Mª Engracia dijo...

Entonces a las personas se las quiere por su valor (500€)? hubuese pasado lo mismo si hubiese sacado 1€? no se puede querer a alguien porque si? sin más?

Preciosa historia. Aunque no te quiero como amiga por que valgas 500€ (vales muchísimo mas, o más de 300 camellos, jajajaja), aunque valieses 1 centimo te querría igual, porque a la gente se la quiere como es, simplemente. Igual es que soy un poco rara o antisocial, jajajajaja.

Es triste que a ese profe solo le hiciesen caso los alumnos cuando sacó el billete, no? que clase de alumnos debía de tener?

Me me va la pelota, jajajaja.

Un besito.

paola dijo...

hola prito!!!!hace mucho que no te dejo mensajito....sin embargo muchas veces me acuerdo de vos y visito tu blog...me encanto tu historia y en este momento de mi vida viene como "mandado"...besos paola

Eva dijo...

si señor! Hay que saber descubrir el "valor" de las personas, no su apariencia, su fachada o su pose.
Y eso despues de ver el programa de la sexta, mujeres ricas.... que quieres que te diga? je je je.
Que ganas tengo de juntarnos mañana!!! Nosotras si que somos mujeres ricas, pero ricas de verdad!!!
Besitos.-

Thessa dijo...

Hola: Como le he dicho a Eva también, me ha encantado conocerte y espero volver a verte pronto. Mientras tanto, seguiremos comunicándonos por medio de los blogs.
Un abrazo muy fuerte.